sábado, 19 de mayo de 2018

DOMINGO DE PENTECOSTÉS.

COMENTARIO AL EVANGELIO

Hay una costumbre antigua que puede ayudarnos a entender el significado del don del Espíritu Santo. Se trata de la costumbre de “dejar algo en prenda”. Habitualmente estaba ligado a un préstamo. El receptor del préstamo “dejaba algo en prenda” como prueba de que devolvería lo prestado, en este sentido es equivalente al aval que hoy se requiere al solicitar un préstamo. También la prenda podía estar ligada con la marcha de una persona. Cuando alguien tiene que ausentarse podía dejar algo en prenda como garantía de que iba a volver. En el extremo, una persona podía quedarse “en prenda” de otra, como por ejemplo ocurre en la historia de José, cuando Simeón queda “en prenda, mientras sus hermanos van a llevar las provisiones a su tierra (Gn 42, 19s). Pues bien el Espíritu es la “prenda” de la salvación.
Jesucristo sube al cielo, es decir, participa de la gloria de su Padre, y ha prometido volver, para que nosotros también participemos de esta misma vida divina. Mientras viene nos deja “en prenda” su Espíritu Santo. Por un lado El Espíritu Santo es garantía de que Cristo es veraz (Él dará testimonio de mí, dice el Señor), y por otro, el Espíritu es ya participación en la misma vida divina. mientras caminamos por este mundo, a la espera del encuentro definitivo con Cristo, el Espíritu nos irá dando la vida que recibe del Padre, La vida de Cristo que Él ha querido compartir con nosotros.

sábado, 12 de mayo de 2018

VIGILIA DE PENTECOSTES

El próximo Sábado, día 19 de mayo, tendremos en nuestra Parroquia de San Félix de Valois, una Vigilia de Pentecostés.
Comenzará con la misa de 20:30 horas, a continuación habrá Exposición del Santísimo, donde realizaremos una Oración para pedir la Efusión del Espíritu Santo. Os esperamos

CURSO DE ACOGIDA ORGANIZADO POR EL ARCIPRESTAZGO

Mañana lunes, día 14 de mayo: segunda jornada del Curso de Acogida en la parroquia de Cristo Rey:

- Consecuencias Pastorales, a cargo de D. Francisco Rosales

- Actitudes básicas a cargo de D. Luis María Salazar

El horario será de 20:00 h.  a  21:30 h. 

Está dirigido a los feligreses de nuestras Parroquias.

DOMINGO VII DE PASCUA. ASCENSIÓN DEL SEÑOR

COMENTARIO DEL EVANGELIO

En este día de la ascensión se ponen de manifiesto algunas de las paradojas de la vida cristiana. Aparentes contradicciones que colocan al creyente en un equilibrio en el que sólo Dios puede sostenerlo.
La primera paradoja es Id y permaneced. Por un lado, Jesús nos invita a anunciar su evangelio a toda la creación, pero por otro nos anima a permanecer firmes junto a él. Ciertamente, el cristiano es misionero por propia naturaleza. Un cristiano que no anuncia el evangelio, que no sale de su zona de confort para adentrarse en la realidad de un mundo que necesita la buena noticia de la salvación. Pero no se puede ser misionero si no se es permanentemente discípulo. No podemos comunicar la gracia de la salvación si no le estamos permanentemente recibiendo del mismo Cristo. Hay que estar bien unidos a Cristo para que la vida de Cristo llegue al mundo. Por eso, el resucitado, que “sube al cielo” permanece entre nosotros.
Y esa es la segunda paradoja de este día. Que Cristo sube al cielo y permanece entre nosotros. Que Cristo se encuentra en la esfera de Dios, pero, a la vez, colabora con los evangelizadores acompañando con signos la predicación. Que tenemos que esperarlo, pero no nos podemos quedar mirando al cielo, porque tenemos una tarea que realizar en la que el mismo Cristo nos precede.
Es la presencia del Espíritu Santo en medio de la Iglesia la que supera todas estas contradicciones. Es el Espíritu, que El Señor envía desde el Padre el que permite encontrarnos con Cristo Glorioso y el que nos impulsa a la misión y el que nos mantiene unidos en medio de la diversidad, y el que nos sostiene en la espera de la plenitud prometida.
El día de la Ascensión es una invitación a esperar y suplicar el Espíritu Santo. Él nos lo enseñará todo, él nos permitirá reconocer la presencia de Cristo en medio de nuestra vida y él nos impulsará a la misión, mientras nos mantiene sólidamente unidos en Cristo.


lunes, 7 de mayo de 2018

DOMINGO VI DE PASCUA

COMENTARIO DEL EVANGELIO

Quizá  algunos  de  vosotros  hayáis  visto las fuentes de la Granja de San Ildefonso. Fuentes preciosas que conservan su instalación de agua desde que fueron construidas  hace  casi  tres  siglos.  Esta  instalación no funciona como las fuentes de muchos pueblos  y  ciudades,  en  las  que  un  motor vuelve a lanzar la misma agua que cae en la  fuente.  Aquí  el  agua  proviene  de  un gran  depósito  natural,   llamado  el  mar. Desde  allí  va  pasando  de  una  fuente  a otra por grupos la última.

Este sistema hace que todas las fuentes están  conectadas  al  manantial  pero,  por otro, el agua no se reutiliza y por eso apenas   si   pueden   encenderlas   porque   se “gasta” mucha agua. La  única manera de que las fuentes funcionasen siempre sería conectarlas a un manantial inagotable.

Es   precisamente   eso   lo   que   hoy   nos anuncia   el   evangelio.   Dios   Padre   es   la fuente  inagotable  del  amor  que  a  través de  Cristo,  muerto  y  resucitado  ha  sido conectado con la humanidad. Si permanecemos  unidos  a  Cristo  ese  amor  fluirá  a través nuestro, purificándonos, refrescándonos, llenándonos por completo y derramándose  inagotablemente  sobre  los  demás…

Con la fuente del amor tenemos al mismo tiempo la fuente de la alegría. Alegría de ser amados sin medida, hasta el extremo;  alegría  de  poder  amar  a  los  demás sin que ese amor se gaste ni nos desgaste, porque fluye serenamente del corazón de Cristo, empapado del amor del Padre. Hermoso para ser cierto, y nosotros sabemos que es cierto.

CURSO DE ACOGIDA ORGANIZADO POR EL ARCIPRESTAZGO


En la parroquia de Cristo Rey tendrá lugar los días 7 y 14  de  mayo,  en horario de 20:00 h  a  21:30 h,   un curso sobre la acogida en la Iglesia.  Está dirigido a los feligreses de nuestras parroquias. El programa será el siguiente:

-Fundamentos bíblicos y teológicos de la acogida 
-Experiencias compartidas

-Consecuencias pastorales de una cultura de acogida. 
-Destreza y gestos concretos de acogida.

lunes, 30 de abril de 2018

Vídeo Asambleas Parroquiales Pascua 2018

ASAMBLEA PARROQUIAL


  El próximo 16 de junio tendrá lugar la Asamblea diocesana. Con el fin de prepararla, desde la Vicaría de Evangelización se puede material interesante, con el objeto de ayudar al buen desarrollo de las Asambleas Parroquiales que la precederán.
  En estas Asambleas parroquiales se reflexionarán las propuestas que el Plan Pastoral diocesano expone para el próximo curso 2018/2019, centrado en la Evangelización. Se trata de que los miembros más activos de la comunidad cristiana seleccionen acciones, y vean cómo llevarlas a cabo, busquen las personas responsables de las mismas y destinatarios de éstas, al tiempo que sugieran a la Diócesis o a los Arciprestazgos acciones concretas.
  Las acciones proyectadas servirán para diseñar el Plan Pastoral Parroquial, y serán comunicadas al Consejo de Pastoral Arciprestal y a la Vicaría de Evangelización, que se valdrá de todo el material recopilado para la preparación de la Asamblea diocesana.
  En nuestra parroquia, San Félix de Valois, la Asamblea Parroquial tendrá lugar el  sábado 5 de mayo a las 18:00, a la cual estamos todos invitados, con el siguiente orden del día:
1.    Acogida y presentación.
2.   Oración.
3.   Reflexión por grupos de las encuestas proporcionadas. Cómo los temas se han desarrollado a través de seis encuestas, en principio, se necesitarán seis miembros del Consejo Parroquial que quieran actuar como secretarios de los grupos, facilitando el debate y la comunicación, y tomando nota de lo expuesto. Si estáis interesados, comunicarlo directamente haciéndoselo saber a D. Luis María, gracias.
4.   Puesta en común.
5.   Celebración Eucarística.
6.   Ágape en el patio superior.

PASCUA DEL ENFERMO

Con  motivo  de  la celebración de la Pascua  del  Enfermo, en la parroquia, celebraremos una  Eucaristía a las 18,00 horas, el próximo domingo día 6 de mayo,  en la que se administrará el Sacramento de la Unción de Enfermos, a aquellos mayores y  aquejados que lo deseen.

PRIMERAS CONFESIONES

La primera confesión de los niños de 3º curso de catequesis se realizará el miércoles día 2 de mayo a las 17'30h.

DOMINGO V DE PASCUA

COMENTARIO AL EVANGELIO
Preciosa imagen la de la vid y los sarmientos, preciosa y riquísima en matices.
Por un lado subraya la unidad. Es sarmiento sólo da fruto si permanece unido a la cepa. Sin mí no podéis hacer nada. 
Por otro lado el valor del fruto. No pocas veces hacemos del cristianismo un sentimiento interior sin ninguna repercusión práctica en la vida. Sin embargo, la unión con Cristo tiene unas consecuencias. Estamos llamados a dar fruto. Santiago nos previene contra una fe sin obras que es una fe muerta, mientras que nos anima para que, mediante las obras manifestemos la fe. 
La imagen del sarmiento está escogida, porque el sarmiento no es una madera que tenga utilidad cuando está cortada, como sí le ocurre a otras maderas en las que se puede tallar o que pueden ser útiles para la construcción. La única utilidad del sarmiento, una vez cortado es el fuego. De la misma manera el cristiano no tiene valor separado de Cristo. Como él mismo nos recuerda. Si la sal se vuelve sosa… 
Un último aspecto que brota del texto es el sentido del sufrimiento. Por todos pasa el dolor, a todos llega el momento de la poda, sin embargo, el significado de ese dolor es totalmente diferente. No es lo mismo ser podado que ser arrancado. No es lo mismo ser separado de Cristo y perder la comunión con él que ser podado para que la pascua de Cristo se manifieste en nosotros. También en este camino os ayudará el Apóstol: “Al que ama a Dios todo le sirve para su bien”. También el dolor, también los reveses de la vida, son oportunidades para la comunión con Cristo.

CAMBIO DE HORA DE LA MISA DE LA TARDE

A partir del día, uno de mayo, la misa de la tarde en la parroquia será a las 20,30 horas. Este horario estará en vigor hasta el día 31 de agosto.

lunes, 16 de abril de 2018

DOMINGO III DE PASCUA

COMENTARIO DEL EVANGELIO

Hay una cosa que me llama la atención del sistema judicial español, que creo que es compartido por otros países. Mientras a los acusados no se les exige que digan la verdad, de hecho, ni siquiera se les toma juramento. Los testigos están obligados a decir la verdad sin ocultar nada. Es como si el sistema fuese más exigente para los testigos que para los mismos acusados.
Esta circunstancia me viene a la cabeza cuando escucho en el evangelio la afirmación de Jesús: sois testigos. Y a la vez la asunción de esta misma circunstancia por parte de Pedro en el discurso que recoge la primera lectura: nosotros somos testigos.
También nosotros, a nuestra manera, somos testigos del resucitado, nos encontramos con Él en cada eucaristía, escuchamos su palabra y comprobamos día a día cómo está transformando nuestras vidas. Somos testigos y no tenemos derecho a callar. Estamos “obligados” a ofrecer nuestro testimonio en medio de un mundo que ignora hacia dónde se dirige la historia y que asiste, temeroso y angustiado, a la aparente victoria del mal y de la muerte.
Somos testigos de la victoria del Resucitado. Somos testigos de que la muerte no tiene la última palabra. Estamos llamados a dar razón de nuestra esperanza. Estoy seguro que, hoy como entonces, el Señor se hará presente en medio de nosotros para ratificar con signos nuestras palabras. Él es el testigo fiel y veraz, que ratificó con su vida el nuncio de su amor.

viernes, 6 de abril de 2018

VUELVE LA MESA FRATERNA DOMINICAL

    Los domingos nos reunimos algunos feligreses de la parroquia, en el salón de abajo, para celebrar una Mesa Fraterna. En esa mesa compartimos los alimentos que cada uno trae y una Oración de acción de Gracias con todos aquellos que quieran participar con nosotros de los alimentos de ese domingo.
    Invitamos a mujeres y hombres que no tienen papeles, a los que ni a lo mejor hablan nuestra lengua, personas que no tienen dónde comer: comida para todos y todas, en una única mesa: fraternidad con los que han salido de la cárcel, con los que piden en la calle, con los que no tienen dónde comer, con los necesitados…, todos, personas con sus nombres propios. 
    Creamos un espacio de vida en torno a la mesa.
  Volvemos a partir de este domingo 8 de abril. ¡Os invitamos a participar en la Mesa Fraterna de la Parroquia cuando queráis!

2º DOMINGO DE PASCUA. DOMINGO DE LA DIVINA MISERICORDIA

Comentario del Evangelio

¡Hemos visto al Señor!
Los relatos de la resurrección que la Iglesia nos ofrece en estos domingos de pascua nos ponen delante la raíz de nuestra fe. Hubo un grupo de personas. Los primeros testigos. Los apóstoles, que han visto al Señor. Nosotros no lo hemos visto, pero hemos creído. El señor nos llama bienaventurados por ello.
Sin embargo nuestra fe no se encuentra apoyada en el vacío. Creemos porque el testimonio de los apóstoles es creíble. Hay algo en sus palabras que nos inspira confianza. El encuentro con Jesús resucitado les cambió la vida. Por dos veces repite el evangelio que los discípulos se encontraban con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Aquellos que se reconocen a sí mismos como muertos de miedo han llenado la tierra con su predicación y han ofrecido su vida. Hasta entregar la propia sangre como testimonio de la verdad que profesaron.
Cuando la Iglesia se llama apostólica no hace otra cosa que reconocerse deudora de ese testimonio y esa vida.
Hoy como entonces, el signo de que hemos creído en la resurrección de Cristo está en abandonar el miedo y en abrirse a un mundo que necesita del evangelio de Cristo.